Saltar al contenido

Cómo nos ven los peces a través del acuario

Los peces han estado evolucionando mucho más tiempo que los animales terrestres puesto que la vida se originó en el agua. Esto ha llevado a múltiples especies pero todos tienen algo en común y es la forma que tienen de percibir su entorno. 

Contrario a lo que se pensaba, los peces tienen muy buena vista, como es lógico, sólo dentro del agua. Cuentan con un gran campo de visión de unos 300 grados (dependerá de la especie). Aunque su visión binocular es deficiente no supone ningún problema ya que cuentan con otros sentidos increíbles. 

Pero,

¿Cómo nos perciben desde dentro del agua?

Aquí es donde su vista falla ya que nos ven a través de un cristal o desde el agua a la superficie sólo pueden distinguirnos como una mancha borrosa y detectar nuestra presencia al percibir nuestros movimientos. Pensad en cómo vemos cuando buceamos, sin ayuda de unas gafas lo vemos todo desenfocado. 

Pero aún así los peces son capaces de percibirnos a través de las vibraciones que se generan en el agua. Si caminas por la orilla de un río el pez puede percibir tu presencia porque tus pasos generan una pequeña vibración que es transmitida al agua a través del suelo. Así que son completamente capaces de saber cuando te acercas al acuario. Para esto juega un papel muy importante la línea lateral que es una sucesión de células sensibles colocadas en la parte lateral que va desde la cabeza hasta la cola y que están conectadas al sistema nervioso. Gracias a este órgano son capaces de orientarse, percibir a otros ejemplares y evitar obstáculos. 

Es por esto que existen peces ciegos que se orientan perfectamente sin necesidad del sentido de la vista como es el caso del astyanax mexicanus 

El órgano auditivo de los peces es capaz de percibir las vibraciones y es el que se encarga del sentido del equilibrio.

Por otra parte, su sistema olfativo está mucho más desarrollado que el de otras especies terrestres pudiendo percibir olores a grandes distancias. Esto es esencial a la hora de encontrar comida. En algunos peces podemos encontrar la presencia de barbillones que están provistos de papilas sensoriales y que juegan un papel muy importante a la hora de encontrar comida por el fondo, como es el caso de los siluros o las corydoras.

Así que los peces cuentan con un sistema de reconocimiento de su medio muy avanzado. Tenemos que pensar que al contrario que los animales terrestres los peces pueden moverse en más direcciones por lo que el peligro, la comida y la pareja pueden estar en cualquier sitio y necesitan unos sentidos muy bien adaptados a este medio para sobrevivir. 

Si bien es cierto que sus sentidos no funcionan fuera del agua y por eso no pueden vernos como lo harían si nosotros entramos en su medio… pero creo que no hace falta que nos metamos en el acuario pues ya sabemos que pueden incluso percibirnos a través de las vibraciones que se generan fuera del agua.